Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (también conocido como encefalomielitis miálgica) es una condición médica compleja y duradera (mínimo 6 meses), caracterizada por el agotamiento físico y mental. Se sabe que el síndrome de fatiga crónica existe en todo el mundo, en todas las edades, razas y en ambos sexos. Es aproximadamente 4 veces más común en mujeres que en hombres y parece tener la mayor incidencia en el rango de edad de 40 a 60 años. Se estima que al menos 1 millón de personas padecen esta condición, pero que menos del 20% de los afectados han sido diagnosticados.

El agotamiento extremo y debilitante es el sello distintivo del síndrome de fatiga crónica. Aquellos con síndrome de fatiga crónica duermen mal y se despiertan cansados. A menudo tienen dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, problemas de concentración y dificultades de memoria. Es probable que la gravedad de los síntomas limite la capacidad de la persona para realizar sus actividades diarias, por lo que la calidad de vida puede verse afectada o comprometida. El mecanismo y las causas de esta afección son prácticamente desconocidos.

Magnesio

Uno de los minerales más importantes para el organismo, el Magnesio, tiene un papel beneficioso para la salud.

Desafortunadamente, el cuerpo no puede replicar el requerimiento diario de magnesio solo, por lo que debe ser ayudado. Si los alimentos consumidos no proporcionan una ingesta suficiente, se recomienda los suplementos de magnesio. Este mineral es especialmente importante para la salud de los sistemas esquelético, cardiovascular, nervioso y muscular. La deficiencia de magnesio se manifiesta por irritabilidad, apatía, ataques de pánico, falta de concentración e insomnio, pero también puede provocar alucinaciones y convulsiones. Incluso los especialistas recomiendan una cura con suplementos de magnesio, por lo que se proporciona una dosis diaria de hasta 400 mg.

La importancia del magnesio para el descanso

Para la protección y el funcionamiento normal del cerebro y de todo el cuerpo, el hombre necesita al menos siete horas de sueño por noche. Sin embargo, un nivel desequilibrado que tiene la melatonina en el organismo puede provocar trastornos del sueño y, por tanto, la aparición de insomnio y estrés. Además, debido a la falta de descanso, el estado de vigilia durante el día se verá afectado, dificultando así el desempeño diario.

Los especialistas dicen que cualquier persona que quiera dormir bien, pero no lo logra incluso después de un día agotador, debe agregar un complemento natural a base magnesio para tu dieta diaria. Esto contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y a la reducción de la fatiga y el agotamiento.

Productos ricos en magnesio
Productos ricos en magnesio

El papel biológico del magnesio

El papel estructural del Mg se conoció por primera vez debido a sus propiedades farmacológicas. El magnesio es uno de los elementos metálicos más abundantes dentro de la célula, donde su cantidad solo es superada por el potasio. Las sales naturales de Mg2 +, conocidas como «sales de epsom» (MgSO4), se han utilizado desde la antigüedad como purgantes osmóticos. Más tarde se observó que las inyecciones de sales de magnesio tienen un efecto favorable sobre el músculo esquelético.

El magnesio es uno de los iones bivalentes más importantes que ayuda a mantener los dientes sanos y estimula la transformación del hueso inmaduro (amorfo) en un hueso maduro y cristalino. También se sabe que previene las fracturas óseas debido al aumento de la elasticidad de los huesos.

El magnesio es un elemento esencial en todos los procesos metabólicos principales: síntesis de ADN y ARN; síntesis de proteínas; transmisión de impulsos nerviosos; contracción muscular; transporte de membranas; división celular; fosforilación oxidativa y fotosíntesis. Además, el Mg es un componente estructural de muchas macromoléculas y un constituyente del centro catalítico activo de las enzimas.

Beneficios del magnesio para el organismo:

  • Disminuye al cansancio y la fatiga
  • Contribuye al equilibrio electrolítico
  • Contribuye al metabolismo energético normal
  • Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso
  • Contribuye al funcionamiento normal de los músculos
  • Contribuye a la síntesis proteica normal
  • Contribuye a la función psicológica
  • Contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes
  • Contribuye al proceso de división celular
  • Contribuye al descanso nocturno

Atletas y consumo de magnesio

El magnesio contribuye al funcionamiento normal del sistema muscular.

Los hombres que hacen ejercicio físico en los programas de entrenamiento y sudan mucho deben considerar una ingesta equilibrada de magnesio. Cuando la temperatura y la humedad del ambiente son elevadas, los deportistas pueden sufrir una pérdida considerable de líquidos. La ingesta inadecuada de magnesio puede afectar negativamente la función muscular. Los atletas necesitan reemplazar rápidamente el magnesio y los líquidos perdidos para mantener la función y el rendimiento muscular normales.

Además, el magnesio también ayuda a mejorar los procesos metabólicos. El magnesio y la vitamina B6 ayudan a reducir la fatiga y el agotamiento, el funcionamiento normal del sistema nervioso y mantienen la salud mental.

La ingesta adecuada de magnesio y minerales es importante para la correcta transmisión de estímulos entre las células nerviosas. Los calambres musculares son un síntoma de deficiencia de magnesio que causa dolor e incomodidad.

Fuentes de magnesio

El magnesio es un mineral que el cuerpo no puede producir por sí solo. Solo es posible almacenarlo en una cantidad limitada. A través de dietas largas y unilaterales o el consumo de alimentos producidos exclusivamente industrialmente con bajo contenido de magnesio, la necesidad del organismo aumenta.

El magnesio está presente en muchos alimentos: varias semillas (especialmente girasol), cereales sin procesar, trigo germinado y salvado de trigo, nueces, legumbres, vegetales verdes, agua dura, café, té, cacao, tofu preparado por precipitación de magnesio. En general, las dietas ricas en alimentos refinados, carne y productos lácteos son más pobres que las dietas ricas en verduras y cereales sin refinar.

  • Verduras de hojas oscuras (espinacas, col rizada, hojas de remolacha, brócoli)
  • Plátanos, kiwis, piñas
  • Frijoles, garbanzos, lentejas
  • Soja y productos de soja (tofu, leche de soja)
  • Nueces y semillas (almendras, anacardos, pipas de calabaza, pipas de girasol, avellanas, semillas de lino, semillas de sésamo, maní, mantequilla de maní)
  • Granos integrales (pan integral, arroz integral, avena)
  • Patatas
  • Champiñones
  • Salmón, caballa
  • Chocolate negro, cacao
  • Los suplementos de magnesio a menudo contienen calcio y zinc y son una forma útil de aumentar la ingesta de estos minerales en el cuerpo.

Si no puedes consumir las cantidades diarias recomendadas de Magnesio en forma de alimentos, te recomendamos el Citrato de Magnesio de alta absorción de la marca Doctor Lazarraga.

Necesidad, deficiencia y exceso de magnesio

El cuerpo adulto contiene aproximadamente 1000 mmol, de los cuales aproximadamente el 50% se encuentra en los huesos y la otra mitad se distribuye uniformemente entre los músculos y otros tejidos vitales. En el líquido cefalorraquídeo (LCR) sólo se encuentran entre 15 y 29 mmol y la concentración sérica es de 0,8 a 1,2 mmol / l.

La cantidad normal de magnesio ingerida al día (10-12 mmol) es mucho mayor que la necesaria para mantener un equilibrio de magnesio (8 mmol / día). El exceso se elimina directamente en los riñones. La excreción urinaria de magnesio aumenta con el aumento del volumen de LCR en estados de hipercalcemia e hipermagnesemia y disminuye por sus opuestos.

La ingesta dietética adecuada y la ingesta diaria recomendada de Mg.

Recién nacidos: Mg (mg / día)

  • 0-6 meses – 30
  • 7-12 meses – 75

Niños :: Mg (mg / día)

  • 1-3 años – 80
  • 4-8 años – 130

Hombres: Mg (mg / día)

  • 9-13 años – 240
  • 14-18 años – 410
  • 19-30 años – 400
  • 31-50 años – 420
  • 51-70 años – 420
  • > 70 años – 420

Mujeres: Mg (mg / día)

  • 9-13 años – 240
  • 14-18 años – 360
  • 19-30 años – 310
  • 31-50 años – 320
  • 51-70 años – 320
  • > 70 años – 320

Mujeres embarazadas: Mg (mg / día)

  • ≤ 18 años – 400
  • 19-30 años – 350
  • 31-50 años – 360

Periodo de lactancia: Mg (mg / día)

  • ≤ 18 años – 360
  • 19-30 años – 310
  • 31-50 años – 320

Hipomagnesemia

El magnesio debe ser suministrado diariamente al organismo precisamente por las múltiples funciones que realiza. Cuando no tenemos una ingesta suficiente de magnesio podemos enfrentarnos a síntomas de deficiencia, que pueden alterar el equilibrio de otros minerales en el organismo, provocando problemas que repercuten en todos los sistemas del organismo.

Clínicamente, es mucho más común que la hipermagnesemia.

La deficiencia de magnesio puede cambiar con el tiempo, según la necesidad de magnesio en el cuerpo y los cambios en la dieta y el estilo de vida. La mayoría de las veces, se encuentra en la pubertad (cuando el cuerpo se está desarrollando) y en el caso de mujeres embarazadas o en período de lactancia.

El consumo de grandes cantidades de magnesio es necesario para personas con un estilo de vida hiperactivo, que estén sometidas a periodos prolongados de estrés o que realicen actividades físicas exigentes. Los síntomas de la deficiencia de magnesio pueden causar debilidad, nerviosismo, fatiga, falta de sueño, calambres musculares y deterioro cognitivo.

Las causas más comunes de hipomagnesemia son las siguientes:

  • malabsorción, desnutrición y fístulas
  • alcoholismo (alcoholismo crónico o en casos de desalcoholización)
  • enfermedad del riñon
  • terapia diurética
  • enfermedad del riñon
  • exceso crónico de hormonas minerales-corticosteroides
  • pérdidas gastrointestinales: resección intestinal, pancreatitis, diarrea
  • inanición
  • medicamentos: diuréticos, pentamidina, gentamicina, digoxina
  • hipotermia
  • hipercalcemia
  • cetoacidosis diabética
  • hipertiroidismo / hipotiroidismo
  • septicemia
  • lactancia

Análisis

Una deficiencia de magnesio puede estar asociada con un nivel bajo de potasio en la sangre. Por lo tanto, generalmente se recomienda evaluar el nivel de magnesio, calcio, potasio y fósforo al mismo tiempo.

Abrir chat
1
👋🏼 Hola! ¿Te podemos ayudar?
👋🏼 Hola!

Tenemos un 10% Dto. en nuestro producto estrella Strong Hair para frenar en seco la caída del pelo.

Envíanos un Whatsapp para cualquier consulta.