La genética en la nutrición

El advenimiento de la cocina permitió a las personas comer más tipos de alimentos, pasar menos tiempo comiendo y arreglárselas con dientes más pequeños e intestinos más cortos. Algunos investigadores creen que existe una conexión directa entre la llegada de la cocina, el acortamiento del tracto intestinal y el aumento del volumen del cerebro humano. Dado que los estómagos y los cerebros grandes consumen mucha energía, es difícil tener ambos. Al acortar los intestinos y reducir su consumo de energía, la cocina abrió el camino sin querer a los enormes cerebros de los neandertales y los sapiens – Yuval Noah Harari, Sapiens

La genética en la nutrición humana

Nos preguntamos si el advenimiento de la cocina trajo a los hogares de los neandertales y los primeros sapiens, incluido el tema del desequilibrio nutricional, discusiones generadas por preguntas como: ¿Este pedazo de piel de mamut me hace ver gordo? o buscando dietas que satisfagan las necesidades de una “alimentación saludable”. Nos encantaría escuchar las charlas junto a la chimenea de nuestros antepasados.

Aunque no dieron lugar a nuevas formas documentadas de cenas, el ADN que dejaron y analizaron en nuestros tiempos nos ayuda a comprendernos mejor a nosotros mismos. ¡Nosotros, Homo Sapiens modernos! La genética en la nutrición humana ha adquirido un papel cada vez más importante. Las pruebas genéticas se realizan para averiguar de que parte del planeta venimos, y, por otro lado, nos ayuda a establecer algunos diagnósticos y tratamientos para las condiciones que experimentamos.

Una de las aplicaciones más recientes de estos tests genéticos es en el campo de la nutrición. La dieta del hombre, la fuente de alimento y los hábitos alimentarios han sido diversos a lo largo de la historia. La evolución de nuestra especie implica muchos cambios e influencias. Es bastante difícil creer que el cuerpo humano, a nivel del individuo, funcione y reaccione de manera idéntica a los estímulos externos, como lo hacen todos los sapiens del mundo.

Pruebas genéticas y nutrición

La genética en la nutrición humana es un campo relativamente nuevo, pero no inaccesible. Descubre lo que tus genes quieren que comas con un test no invasivo y más consejos de un especialista.

Hay dos nociones de genética que se aplican a la nutrición:

  • nutrigenética: estudia cómo el genotipo de un individuo puede influir en su dieta
  • nutrigenómica: se ocupa del impacto que tiene la dieta en el genoma

En otras palabras, podemos ver qué necesidades nutricionales tiene en función de sus genes y cómo pueden verse influenciados en la dirección deseada por una dieta determinada. Las elecciones nutricionales considerarán, por lo tanto, aquellos alimentos que le gustan y que su cuerpo requiere (genéticamente). Pero se utilizarán en las cantidades, la frecuencia y las combinaciones correctas para obtener resultados. Este enfoque es mucho más revelador que las dietas generalizadas, porque… ¿qué puede ser más personalizado que el análisis genético?

¿Qué podemos aprender de la prueba genética?

Numerosos estudios en humanos, animales y cultivos celulares apuntan a ciertas influencias en la expresión génica de:

  • macronutrientes: carbohidratos, proteínas, lípidos
  • micronutrientes: vitaminas
  • sustancias biorreactivas de plantas: fitoquímicos como flavonoides, carotenoides, cumarinas, fitoesteroles o zooquímicos como ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico contenidos en Omega 3
Omega 3 Omega 3

EXCELENTE FÓRMULA COMPLEX a base Ácidos grasos (EPA ) y (DHA). Los ácidos grasos (EPA ) y (DHA) contribuyen al funcionamiento normal del corazón. El ácido (DHA) contribuye al mantenimiento de la visión y el cerebro en condiciones normales. El ...

18.90€ Ver producto

Muchos de los micronutrientes y sustancias biorreactivas en los alimentos están directamente involucrados en reacciones metabólicas que dirigen todo, desde el equilibrio hormonal y el sistema inmunológico hasta la desintoxicación y el uso de macronutrientes para el crecimiento y la energía.

El test genético te presenta un mapa con información relacionada con:

  • Metabolismo de carbohidratos y lípidos.
  • Desintoxicación y estrés oxidativo
  • Inflamaciones
  • Metabolismo de la vitamina B y la vitamina D
  • Sensibilidad a la sal
  • Metabolismo del alcohol y la cafeína
  • Sensibilidad a la lactosa y al gluten
  • Comportamiento alimentario.

Estos son datos que podrá usar toda su vida. En su base, la nutrición se superpone con las necesidades del cuerpo. Es la mejor manera de abordar la nutrición porque se relaciona con su perfil genético personal único.

Cómo se hacen las pruebas genéticas

La prueba genética se hace a partir de su saliva, antes de cepillarse los dientes y comer o beber cualquier cosa. Usando el tubo de ensayo genético, se toma una muestra de saliva del interior de la boca.

Fuentes

  • The Genome–Food Interface: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2137135/
5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

X