¿El marisco contiene colesterol?

Los ácidos grasos omega-3 del marisco son capaces de modular positivamente el perfil lipídico y reducir el riesgo cardiovascular. Al igual que otros productos de origen animal, el marisco contiene colesterol. Sin embargo, esto no es un hecho preocupante. Hasta hace unos años, la ingesta dietética de este nutriente estaba limitada porque se pensaba que alteraba los niveles de lipoproteína LDL en suero. Sin embargo, se ha demostrado que esto no es así.

Por esta razón, las pautas dietéticas actuales son mucho más permisivas cuando se trata de alimentos grasos. A pesar de que fomentan el consumo de grasas poliinsaturadas, con efectos beneficiosos sobre el perfil lipídico, no son tan restrictivas con los lípidos saturados o alimentos ricos en colesterol.

Colesterol y enfermedades cardiovasculares

Actualmente, se cuestiona la influencia del colesterol total sobre el riesgo cardiovascular. De hecho, las posibilidades de desarrollar placas de ateroma están ligadas a la oxidación de una pequeña fracción del colesterol LDL, como se muestra en un artículo publicado en la revista Current Medicinal Chemistry.

Por ello, los patrones dietéticos actuales se centran en evitar este proceso oxidativo. Céntrate en comer verduras ricas en fitonutrientes con potencial antioxidante. El perfil de los lípidos puede ser beneficioso para reducir los marcadores asociados con la salud metabólica. Sin embargo, esto no implica renunciar al colesterol dietético, sino moderar el consumo de determinados grupos de alimentos.

Evita las grasas trans para controlar el colesterol

A la hora de intentar elevar el colesterol HDL, al que se le atribuyen propiedades cardioprotectoras, es fundamental controlar la ingesta de lípidos trans. Es necesario reducir la ingesta de productos procesados, fritos y de pastelería.

Someter los aceites vegetales a altas temperaturas favorece la aparición de este tipo de compuestos inflamatorios, nocivos para la salud. De hecho, la ingesta regular no solo está relacionada con un empeoramiento del perfil lipídico, sino también con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades complejas; así lo afirma un artículo publicado en la revista Cardiology.

Imagen marisco

Alimentos que mejoran el perfil lipídico

Del mismo modo qué determinados alimentos pueden empeorar la salud cardiovascular y el perfil lipídico, también existen alimentos capaces de mejorar ambos parámetros.

Como ejemplo tenemos los ácidos grasos omega 3, encargados de reducir la inflamación sistémica. Esta clase de nutrientes se encuentra principalmente en pescado graso y frutos secos. Se recomienda la ingesta regular para una salud óptima.

Además, como se mencionó anteriormente, el consumo regular de alimentos ricos en antioxidantes es fundamental. Estas sustancias son las encargadas de evitar la oxidación de la lipoproteína LDL, lo que puede tener un impacto positivo en la salud. Las bayas, como los arándanos, son ricas en esta clase de nutrientes.

El marisco contiene colesterol, pero no es peligroso

El colesterol dietético es una preocupación menor cuando se trata de reducir el riesgo cardiovascular o modular el perfil de lípidos. Por ello, tanto el huevo como la fruta son alimentos permitidos en las dietas saludables. En condiciones normales, el marisco se clasifica como saludable y fuente de proteína de alta calidad. Esta característica los hace necesarios tanto para personas sedentarias como para deportistas.

Dieta saludable para mejorar el perfil lipídico

Si bien es cierto que la importancia del colesterol en la determinación del riesgo de enfermedad cardiovascular es controvertida, es necesario mejorar el perfil lipídico. Para ello, es necesario garantizar la ingesta de alimentos ricos en antioxidantes.

Son una buena alternativa para reducir o restringir el consumo de productos procesados. En cuanto a los alimentos frescos, tienen que ser los protagonistas de la dieta. El marisco, junto con otros productos de origen animal, pueden formar parte de la dieta regular, ya que se clasifican como saludables. Su contenido en colesterol no aumentará el riesgo cardiovascular.

4.3/5 - (369 votos)

Deja un comentario

X